ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

{El gato de cheshire}

{ Meditaciones intrascendentales desde el otro lado del espejo }

Archivos

<Diciembre 2019
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          


Documentos


Blogalia

Blogalia


©2002 angelie

Inicio > Historias > Sal y raices

Sal y raices




Un jardín, un típico jardín, sin pretensiones zen.
La suerte es que el jardín zen lo tengo siempre en la playa delante de la casa que no se lleva el viento ,ahora es la mejor época para rastrilladores de playas de invierno.
Depende de como me sonria la vida, o de como yo sonria a ella ,me acerco con un cubo y unas palas de juguete, o con mis propios dedos dejando libre la arena y los trocitos de conchas.
Los días más nostágicos, puedo bajar a sentarme al atardecer, ver como el espigón rompe el horizonte, y las casas blancas en el norte me tientan a ir a Sitges a por un café calentito en la tarde gris y azulosa, o puedo cobijarme tras las rocas en lo que llamamos desde pequeños mi hermano y yo "la caleta molt petita", porque de cala, bien poco tiene, tal vez unos metros, los justos y suficientes para hacerse a la idea que en el sur tambien hay rocas.

Esas rocas a veces me recuerdan aquella tarde que al intentar calentarme demasiado cerca de la estufa de butano...un accidente doméstico...o cuando me senté al final de todo,en la última de las últimas rocas, desafiando a la tristeza, llorando por mi segundo padre muerto, o cuando aprendia equilibrio en una tabla, y me pasaba las tardes de Agosto rezando el mismo mantra" a las rocas no, a las rocas no..." me recuerdan una muñeca Maria perdida y encontrada en la puerta, y algún beso que otro en la orilla, y un poco más allá.

Un jardín, un típico jardin, sin pretensiones zen, es más alegre si en invierno aún quedan unas flores lilas, si, las típicas bugambilias de típico jardín, unas blancas en forma de estrella, y toda clase de pétalos y hojas diseminados por la hierba que no cortamos hace días, el viento se llevó primavera, el verano y otoño, y ahora la mar espera la tormenta que haga despertar las semillas de los bulbos a su tiempo, debajo de la escalera esperan durmiendo unas hamacas y una pelota hinchable desinchada y polvorienta, la vida de las pinzas de la ropa, sin embargo, no es tan sedentaria, migran entre toallas, sábanas y manteles a su antojo, ni ellas ni nosotros sabemos nunca cual será su reposo hasta que no las tenemos entre las manos en ese momento delicado en que asimos confiados nuestra sábana preferida y la dejamos que se seque al sol, para escuchar así su canción,la que en verano, se mezclaba de sal y sol, cual chef de la cocina mediterranea, esperando adornar con su blanco algodonero, la ensalada de la noche o la siesta de las siestas.


2003-01-13 20:11 | 2 Comentarios


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://angelina.blogalia.com//trackbacks/4774

Comentarios

1
De: Ryo Fecha: 2003-01-13 23:43

Navego en mis nortes un tanto perdido, y flirteo con el sur cuidando un jazminero, anoche , ya de madrugada, al ver el frío y el cielo tan raso le estuve haciendo un "invernadero", aún se están riendo los niños,
luego con la pata como la del pirata de palo me asomo a tu jardín zen
y está la bugambilia,
cómo resuena en mí,
de cuando navegaba otros mares,
ahora aunque el frío me llama por mi nombre de caminante,
apenas si flirteo con algún pino negral
reolvidando lo que era aquello del caminar sobre el hielo,
en que el presente era presente
y no serlo , ay!!!!!!!! que me caigo!!!!!!!!

Feliz noche

Io



2
De: angi Fecha: 2003-01-14 13:53

ryo, me recuerdas al principito poniendo una campana para su rosa en su pequeño asterioide B no se que más.
creo que necesitas un dosis extra de Delerm, una buena pelicula, o unos tebeos de Mortadelo, o unos helados de moras con virutas de chocolate de todos los colores, y si nada de eso funciona para lo que sea que sea, un buen plato de níscalos con ajo y perejil,y una sopita de ajo, que el ajo es muy bueno para todo, una copita de vino bien rojo y a vivir!!!

Un abrazo



portada | subir