ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

{El gato de cheshire}

{ Meditaciones intrascendentales desde el otro lado del espejo }

Archivos

<Diciembre 2019
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          


Documentos


Blogalia

Blogalia


©2002 angelie

Inicio > Historias > Una hoja roja

Una hoja roja

Estuve en una montaña. Fuí a ver a una amiga, a su hijo y a visitar su casa, le regalé esa piedra espejo de la que os hablé en una ocasión, creo que le gustó , lo cual me alegra muchísimo.

Para llegar a casa de mi amiga, hay que andar un rato.

Una misteriosa niebla oculta el valle, lo intuimos ahí abajo, lejos, el olor a musgo y árboles viejos y sabios, invita a continuar caminando, un paseo relativamente corto entre rocas y helechos, hay aún algunas bayas, de las que no se pueden comer, porque son venenosas, pero de las que tal vez, alguien hará medicina.

En mi mochila,una pequeña mantita rosa de algodón por si la niña tuviese frio o sueño, bocadillos y una recién comprada navaja suiza. Por el camino hay fuentes en las que reponernos de la sed.

Para los que me encargaron Sol a la vuelta, y para todas y todos, les he traido un centelleo que encontré en una hoja roja, salpicada de gotas de mañana. La dejé tal cual estaba, la miré un rato y me dejé empapar de la belleza que desprendia en su quietud.
Esa hoja roja, dió sombra verde a los caminantes todo el verano, les refrescó de los calores del camino, les dio generoso bálsamo y descanso, pues está al lado de una fuente, que nace del corazón de la montaña y viene a regar el valle. También, justo al lado, aparecen unas flores muy pequeñas, naranjas, azules, amarillas, lilas.
Parece como si alguien le hubiese dedicado mucho mimo a ese rincón en la montaña, y hubiese dejado allí un diminuto jardín, para que el que se tumbase a la sombra del árbol, pudiese sentirse ebrio de colores y formas, para evitar que los sentidos se aletarguen en la niebla del valle, para que el horizonte infinito no llegue más allá del infinito deseado.

La niña caminó a trechos, para ella era un buen paseo, con toda clase de desniveles y retos a superar, nos encantaba verla , tomarse en serio la montaña, para una persona de 2 años, eso es detenerse a menudo a observar un bichito, a coger una piedra, una rama o internarse en la espesura, no mucho, vigilando que mamá no la pierda de vista, saludar a la nube viajera y cantar una canción al Sol y a la Luna , a los gigantes de la montaña y a los seres imaginarios.

Aunque claro, tanto trabajo, agota hasta el extremo, y la niña aprovecha un momento que nos sentamos, para quedarse dormida en mi regazo, eso significa que tengo unos brazos que cada día abrazan mejor,lo cual me envanece, que cada día son más flexiblemente fuertes y que, como la gran mayoría de hombres y mujeres, concentrarán en el momento en que se necesita, toda su energía, en seguir caminando para que sus hijos, al despertar del sueño, puedan disfrutar de la belleza de la montaña.

Bien, estas han sido mis cortas e intensas vacaciones, como dije, me tomé un descanso, en Octubre, atravesé algunas fronteras y llegué a vislumbrar parajes de los que hoy les cuento una pequeña parte, la que considero merece ser contada, lo que hablé con mi amiga, lo que me costaron algunos trechos, lo que dejé en el camino, ya lo sabe la montaña.

No hicimos fotos, ni grabamos nuestra presencia en una roca, tampoco fuimos a una fiesta que había en una casa muy grande en la vereda de asfalto.
Procuramos pasar discretas y sin hacer ruido, conversar de cosas sencillas y saludar cuando la ocasión lo requería, decir adios sin mirar atras y regresar sanas a casa, hacer un buen caldo de verduras y dormirnos con esa feliz y apasionada tranquilidad que nos dá la libertad de podernos ir y volver de vacaciones siempre que nos apetezca.
y...la cerveza desde el primer trago hasta el último, estaba deliciosa.

2002-10-06 09:05 | 5 Comentarios


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://angelina.blogalia.com//trackbacks/2808

Comentarios

1
De: Ryo Fecha: 2002-10-07 12:36

Sobre las hojas rojas de otoño
la primera nieve,
¿cómo no estar tentado
a conmemorarla?

Dogen



2
De: Angelina Fecha: 2002-10-07 16:43

En el corazón de la noche
a la luz de la luna
Un barquito a la deriba
Ni sacudido por la brisa
ni movido por las olas

Dogen



3
De: Ryo Fecha: 2002-10-08 09:38

En el agua del espíritu sin fondo,
se refleja luz de la luna,
incluso las olas que ahí rompen
se transforman en luz.

Dogen



4
De: Angelina Fecha: 2002-10-08 16:58

¿ Se dan cuenta ellos
de como mi corazón
esta siempre encendido
por la corriente de los valles y los elevados picos
bajo el oceano del Sol en otoño?

Dogen



5
De: Addu Fecha: 2019-07-06 07:50

Its the most entertaining game robux free that i have played and all should try this game for the enjoyment



portada | subir