ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

{El gato de cheshire}

{ Meditaciones intrascendentales desde el otro lado del espejo }

Archivos

<Junio 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
             


Documentos


Blogalia

Blogalia


©2002 angelie

Inicio > Historias > Recuerdos

Recuerdos



Nosotros los indios sabemos del silencio. No le tenemos miedo. De hecho, para nosotros es más poderoso que las palabras.

Nuestros ancianos fueron educados en las maneras del silencio, y ellos nos transmitieron ese conocimiento a nosotros. Observa, escucha, y luego actúa, nos decían. Ésa es la manera de vivir.

Observa a los animales para ver cómo cuidan a sus crías. Observa a los ancianos para ver cómo se comportan. Observa al hombre blanco para ver qué quiere. Siempre observa primero, con corazón y mente quietos, y entonces aprenderás. Cuando hayas observado lo suficiente, entonces podrás actuar.

Con ustedes es lo contrario. Ustedes aprenden hablando. Premian a los niños que hablan más en la escuela. En sus fiestas todos tratan de hablar. En el trabajo siempre están teniendo reuniones en las que todos interrumpen a todos, y todos hablan cinco, diez o cien veces. Y le llaman "resolver un problema". Cuando están en una habitación y hay silencio, se ponen nerviosos. Tienen que llenar el espacio con sonidos. Así que hablan impulsivamente, incluso antes de saber lo que van a decir.

A la gente blanca le gusta discutir. Ni siquiera permiten que el otro termine una frase. Siempre interrumpen. Para los indios esto es muy irrespetuoso e incluso muy estúpido. Si tú comienzas a hablar, yo no voy a interrumpirte. Te escucharé. Quizás deje de escucharte si no me gusta lo que estás diciendo. Pero no voy a interrumpirte. Cuando termines, tomaré mi decisión sobre lo que dijiste, pero no te diré si no estoy de acuerdo, a menos que sea importante. De lo contrario, simplemente me quedaré callado y me alejaré. Me has dicho lo que necesito saber. No hay nada más que decir. Pero eso no es suficiente para la mayoría de la gente blanca.

La gente debería pensar en sus palabras como si fuesen semillas. Deberían plantarlas, y luego permitirles crecer en silencio. Nuestros ancianos nos enseñaron que la tierra siempre nos está hablando, pero que debemos guardar silencio para escucharla.

Existen muchas voces además de las nuestras. Muchas voces.




2003-10-24 20:16 | 8 Comentarios


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://angelina.blogalia.com//trackbacks/12328

Comentarios

1
De: not a pretty girl Fecha: 2003-10-25 00:09

Es muy hermoso, angi :_)



(Creo que el pobre indio vio Crónicas Marcianas... ¬¬)



2
De: angi Fecha: 2003-10-25 00:17

¿Aun lo hacen?????????

¿Y para que sirve?

:-)))))



3
De: Belatza Fecha: 2003-10-25 00:48

Me estresas xDD
No puedes hacerme esto! provocadora!

(me ha gustado mucho, por supuesto)



4
De: angi Fecha: 2003-10-25 02:05

Bueno...estuve leyendo esto y aquello...y pense...¿Como podria vengarme de Belatza por escribir ayer aquel post excelente en el que hablaba del Kalevala, de Tolkien y del queso idiazabal y el cabrales? Entonces se me ocurrio que tal vez le estresaba un poco si dejaba caer, como quien no quiere la cosa, alguna cosilla de los lakota...

:-)



5
De: Guillermo Hoardings Fecha: 2003-10-25 07:33

Angi: Como canta quien tú muy bien sabes: "Si lo que vas a decir, / uuuuuhhhh, no es más bello que el silencio / no lo vayas a decir" :-)

Por cierto, que hoy precisamente he cogido en la biblioteca "Fiebre y lanza", de Javier Marías, y empieza con esta frase: "No debería uno contar nunca nada"... y luego se pasa hojas y hojas hablando de lo malo que es hablar :-)

Yo ya he dicho demasiado, pero queda una cosa más: tú no dejes de hablarnos porque, en cuanto a belleza, el silencio al lado de tus palabras no tiene nada que hacer.



6
De: angi Fecha: 2003-10-25 19:05

Guillermo Hoardings, me voy a leer ese libro, el título es muy sugerente, ahora que acabo se salir, sana y salva, aunque no igual que cuando empezé, de La Batalla de los Campos de Pelennor.

Las palabras del anciano Ohihesa, un hombre de paz, llegan aun hoy a nosotros, rompiendo el silencio,así pues, tambien yo rompo el silencio a veces, no sin cierto pesar, pues temo a menudo alterar con mi percepción la belleza de lo que no necesita ser nombrado, sin embargo, me hace sentir viva recordar algunas cosas que gracias a la palabra, nunca mueren y que mientras existamos en esta Tierra,y mientras brille la luz de las Estrellas , no moriran.

Gracias por animarme a seguir hablando, de corazón.



7
De: xdreus Fecha: 2003-10-27 21:24

cuando pienso en el indio, me viene a la cabeza el gran jefe de Alguien voló sobre el nido del cuco. Y si lo recuerdo bien es porque todos creen que es mudo.

Un post excelente! :-)



8
De: not a pretty girl Fecha: 2003-10-27 23:34

Esa película es una maravilla :)



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.159.91.117 (8713054bec)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?

portada | subir