ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

{El gato de cheshire}

{ Meditaciones intrascendentales desde el otro lado del espejo }

Archivos

<Diciembre 2019
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          


Documentos


Blogalia

Blogalia


©2002 angelie

Inicio > Historias > ...

...



La primera fiebre otoñal, Sofía empezó a caminar desdibujada y oculta en el bullicio de la ciudad.

Percibía las voces anónimas y distantes que poblaban las aceras y los escaparates, las calles parecían zumbar en su cabeza mientras se preguntaba una, mil veces, a donde ir en la lenta agonía que la empujaba abajo…abajo…y más abajo todavía…sin fin en el abismo negro de las pesadillas de su infancia.

Caminaba, concentrándose en permanecer ajena a las miradas de escarcha, pero el camino estaba andado ya muchas veces. Se detuvo. Aún no estaban encendidas las luces de la plaza, aún quedaban niños jugando en el parque y aún las vecinas murmuraban en los portales.

Nadie conocería de su anónimo y corto viaje por el infierno, y nadie le preguntaría como se vive allí, pues a nadie le importa saber de esas cosas.

Sofía. Generación tras generación,las mujeres de su familia habían sido bautizadas con el mismo nombre, desde siempre, y antes, hasta ella, todas conocían el mismo camino. Andado y desandado en la víspera de la noche.

Pero Sofía aprendió a cerrar tras de si las puertas del infierno. Aprendió a guardar un secreto...El nombre verdadero de su primera madre, allá en los albores de la humanidad.

Eva.


2003-10-11 05:19 | 1 Comentarios


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://angelina.blogalia.com//trackbacks/11891

Comentarios

1
De: Elendili Fecha: 2003-10-13 16:48

Misteriosas ideas, misteriosas historias, misteriosas palabras que obligan a esperar con ansias el próximo brote de su pluma.



portada | subir