ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

{El gato de cheshire}

{ Meditaciones intrascendentales desde el otro lado del espejo }

Archivos

<Diciembre 2019
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          


Documentos


Blogalia

Blogalia


©2002 angelie

Inicio > Historias > ...

...

...se internaron en el bosque...


En la ténue penumbra el brazo de Adán aferró en una caricia la cintura de Eva, crepitaban bajo sus pasos algunas hojas caidas.

La Luna se alzó coronando el horizonte de plata y entre las colinas vieron los primeros reflejos de su redondez perfecta en el lejano océano, desde la vera del camino se vislumbraba claro y limpio el mundo entero a sus ojos.

Mas allá de las las fronteras infranqueables: nada.

Una cortante ráfaga de frio viento les hizo temblar, sin refugio ni abrigo, se asieron de la mano.

Hacía ya demasiado que el creador les había depositado en el Paraiso, a menudo se preguntaban si no se esperaba algo de ellos o si debían ocuparse en catalogar las especies y ordenarlas según su criterio, les dejó dicho que los pájaros volaban, los peces nadaban y que de entre los animales unos reptan, otros se arrastran.
Estaban las plantas y las piedras, el aire y el agua y la tierra...estaba esa luz anaranjada y viva...estaba el tiempo.

O... puede que él quiesiera que le loaran en cantos de puro deleite.No tenían instrucciones de como vivir, a menudo se sentian perdidos y solos.

De ellos mismos solo sabían sus nombres, con los que tuvieron que conformarse.

De los ángeles nada se sabía.


Por eso, cuando llegaba la noche se acurrucaban en sus cuerpos y escuchando el cric cric monótono de ese animal que no sabían como llamar, se preguntaban hasta cuando estarían allí, pero sobre todo, se preguntaban si en el Edén se podían hacer preguntas, por eso hablaban muy despacio, leyendose los labios...luego se quedaban dormidos, mecidos en el acogedor ronroneo de la noche.

Esperaban en su inocencia que el mañana trajera respuestas, sin embargo, en su inocencia, no esperaban nada, pues sabían donde estaban las respuestas, pero tenían miedo.

Se miraban, prendados uno del otro , y se sabían presas del olvido.

Pero Adán recordaba...un deseo entretejido en su vientre despertó al que ahora se llamaría búho, y el búho despertó a todas las criaturas del bosque.

Adán, la oreja pegada en la tierra verde, el corazón palpitando al unisono del galope de los que ahora se llamarián caballos.

De pronto se dió cuenta.





En un beso despertó a Eva, y atravesando con sus voces el silencio como flechas que sabe certero su viaje, como espadas que surgen de las profundidades del saber iluminando todos los rincones oscuros del alma... empezaron a ponerle nombres a todas las cosas. Con los que tuvieron que conformarse.







2003-10-09 20:08 | 9 Comentarios


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://angelina.blogalia.com//trackbacks/11847

Comentarios

1
De: not a pretty girl Fecha: 2003-10-10 08:15

Una bella continuación de un ya hermoso post precedente.

"Esperaban en su inocencia que el mañana trajera respuestas, sin embargo, en su inocencia, no esperaban nada, pues sabían donde estaban las respuestas, pero tenían miedo."

Lo que digo yo siempre, si las respuestas están a la vista, sólo hace falta querer encontrarlas o saber verlas :)

Besos.



2
De: angi Fecha: 2003-10-10 17:20

:-)



3
De: Elendili Fecha: 2003-10-10 19:07

...Lo quería escribir de una forma más bonita para mi...

Quizás por que el texto que has escrito respira tanta humanidad que cualquiera que lo lea lo puede considerar propio.

Sólo te escribo para "entremostrarte" una pequeña sugerencia:
¿Caballos? ¿Buho?.
Sin ánimos de crítica.

Con ánimos deseguir disfrutando:

¡Buenísimo!



4
De: angi Fecha: 2003-10-10 19:59

Querido Elendili, con ánimos de seguir disfrutando...

De los caballos dice alguien..."El estruendo era impresionante, sentías el suelo temblar."

Del buho no digo nada, no sea que Archie se vaya a enfadar desde donde sea que me esté mirando ahora.

Mikeli



5
De: Elendili Fecha: 2003-10-10 20:37

No me entendió querida Angi.

Pregunto por estas criaturas por el hecho de: ¿como podían ser mentadas y por lo tanto identificadas si todavía no se habían conformado?

La considero tan imaginativa como para ser capaz de seguir con el mismo juego literario que empleó en el inicio, del que espero se un largo relato.

Seguro que sabe usted de un amigo común, que le gustaba mucho dotar a sus textos de una máxima coherencia formal y por supuesto nunca dejo de ser un genio...



6
De: angi Fecha: 2003-10-10 21:10

El deseo querido Elendili, el deseo de que tuvieran nombre les dió nombre.
Y porque ya estaban alli...como dice un amigo común:

" Por supuesto, un propósito tan abrumador no se desarrolló todo de una vez. Los cuentos fueron lo primero. Me surgían en la mente como «dados», y a medida que iban presentándose, los eslabones crecían. Un trabajo absorbente, aunque de continuo interrumpido (especialmente porque, aparte de las necesidades de la vida, la mente se trasladaba al polo opuesto y se centraba en la lingüística); no obstante, tuve siempre la sensación de registrar lo que estuvo siempre «allí», en alguna parte, no de «inventar»."







7
De: Elendili Fecha: 2003-10-10 22:51

...si, pero el deseo sólo lo reconoce el que lo tiene y usted, "narradora de cuentos", tiene la obligación de conseguir que nosotros, "los lectores", entendamos ese deseo para al mismo tiempo poder sentirlo.

Esa es la labor de algunos escritores, ser capaz de comunicar un gran porcentaje de lo que puede imaginar y crear, y leyendo entre las lineas de sus textos, hay partes de sus cuentos mas maravillosas que las escritas; aunque esto es sólo una intuición, claro...



8
De: angi Fecha: 2003-10-10 23:07

Muchas gracias, Elendili, por encender en mi la llama del deseo de hacer bien algo que me gusta hacer.

En todo caso, puede tutearme, entre lineas, claro...



9
De: Elendili Fecha: 2003-10-13 16:33

...Adán, la oreja pegada en la tierra verde, el corazón palpitando al unisono del galope de los que ahora se llamarián caballos...

¡Vaya,vaya!

Es curioso como estas palabras, (tal y como dice nuestro amigo común), estaban ya allí, esperándo pacientemente ser recolectadas por usted... para deleite nuestro.

Gracias por recoger la cosecha en el cultivo de su imaginación.



portada | subir